Jambalaya

Jambalaya
Hace rato que vengo queriendo hacer Jambalaya o “Guisito Guacho” como le decía mi mamá. Es una de las primeras cosas que ella me enseñó a cocinar. Mucho tiempo después, viendo el programa de Anthony Bourdain me entero de que es un plato que se prepara en varios lugares distantes (Africa, Brasil, New Orleans). Según la wikipedia, la palabra “jambalaya” viene del francés provenzal ‘jambalaia’, que significa “revoltijo” o “mezcla”. Ahí mismo dice también que la tribu norteamericana Atakapa reclama el origen del nombre, porque una de sus expresiones “Sham, pal ha! Ya!” significa “Sé abundante, no escuálido! Come!” que sería el equivalente al “Bon appétit!” francés, y que la forma en que se escribe actualmente parece tener influencia española.

Y como pasa que hoy no salí: no fui al Hiper, no fui a la fogata de San Juan en Barrio Güemes, no salí a mirar la super luna. Me quedé acá dentro, entretenida y calentita, ordenando la casa, separando ropa para dar, leyendo, freeleando y haciendo varias cosas pequeñas al mismo tiempo. Entonces decidí que iba a cocinar Jambalaya varias veces, y ninguna vez igual, empezando hoy.

Esta es una primera versión de Jambalaya, con mis cosas favoritas que tenía en la alacena hoy.

Ingredientes:

1 taza de arroz integral

1 taza de lentejas

2 cucharadas soperas de cada uno de los siguientes hongos: shiitake, de pino, cabeza de mono, oreja negra

Calabacín o zapallo anco

Tres tomates secos cortados en tiritas

Especias: salvia, romero, laurel, pimentón dulce, comino, ají molido, pimienta blanca, pimienta en grano, sal

Preparación

Hoy elegí preparar cada cosa por separado, y después unirlas al final.

Arroz integral: tostar una taza de arroz integral yamaní en la sartén seca. Cocinar en cacerola tapada con dos tazas de agua hasta que se seque.

Lentejas: cocinar una taza de lentejas en una olla tapada con tres tazas de agua hasta que se haya consumido el líquido por completo.

Calabacín o zapallo anco: cortar en dados, usar dos tazas. Poner una cucharada sopera de aceite de girasol en una ollita, agregar una cucharadita de cada una de las siguientes especias: pimentón dulce, comino, ají molido, y media o menos de media cucharadita de cada una de las siguientes: laurel en polvo, pimienta blanca. Mezclar con el aceite mientras se calienta, y agregar los cubos de calabacín. Remover para que el calabacín se condimente con la mezcla y una vez que esté caliente agregar sal, un pocillo de agua, tapar la olla y poner el fuego a mínimo. Dejar cocinar unos 15 minutos, apagar el fuego y dejar la ollita tapada 5 minutos más.

Hongos: hidratar los hongos con agua tibia, en recipientes separados, durante media hora.

Shiitake: escurrir el agua, sacar los cabitos, cortar en tiritas. Calentar una cucharadita de aceite de girasol en una sartén o wok, agregar los hongos shiitake cortados, sal y pimienta blanca a gusto, dorar, retirar y reservar en un recipiente.

Oreja Negra: escurrir el agua, cortar en tiritas de 2 cm de ancho.  Calentar una cucharadita de aceite de girasol en una sartén o wok, agregar los hongos oreja negra cortados, sal, una hojita de laurel y unos granos enteros de pimienta, dorar, retirar y reservar en un recipiente.

Cabeza de Mono: escurrir el agua, sacar la parte central que es amarga, cortar en pedacitos de medio cm aproximadamente.  Calentar una cucharadita de aceite de oliva en una sartén o wok, agregar los hongos cabeza de mono cortados, sal y un ramito de romero fresco, bajar el fuego a mínimo, tapar la sartén y dejar dorar muy lentamente durante 20 minutos, retirar y reservar en un recipiente.

Hongos de Pino: escurrir el agua, lavar para sacarles las arenitas que suelen traer y cortar en pedacitos de medio cm. Calentar una cucharadita de aceite de girasol o de canola en una sartén o wok, agregar los hongos de pino cortados, sal y medio pocillo de agua. Bajar el fuego a mínimo, tapar la sartén o wok y dejar cocinar lentamente durante 20 minutos, retirar y reservar en un recipiente. Se puede usar vino blanco o tinto para cocinar en vez de agua.

Una vez que cada cosa está ya cocinada por separado, se mezclan todos los ingredientes en un wok o cacerola, se les agregan tres tomates secos cortados en tiritas, se calienta cinco minutos, se saca del fuego, se deja reposar tapado cinco minutos más y se sirve.

Una última cosa: este fin de semana fue la entrega de los Cannes Lions 2013.  Son para ver y disfrutar. Entre lo que más me gustó está este proyecto que se llama The Beauty Inside. Si tienen un rato, véanlo. Vale la pena.

That’s it for me tonight 😉

2 Comments Add yours

  1. Eli dice:

    Gracias!

  2. Guillermo dice:

    Me gusta la receta y màs me gusta la forma que està escrita, con mucho amor. da ganas de hacerla ya.

    Guillermo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *